Blog, Mentalidad empresarial, The Journey

Un recuento del camino 2018

Este fue un año de logros en organización y empoderamiento.

1. Conocí mujeres lideresas participantes del mapa documental Ser mujer en Latinoamérica en Ciudad de Panamá.
2. Organicé el primer taller de arteterapia de mi proyecto Ser mujer en Latinoamerica en San Jose, Costa Rica gracias a la guía y apoyo de la increíble entrepreneur Jamie Sol.
3. Tomé cursos de movimiento, sexualidad sagrada y empoderamiento con increíbles maestras Emotiva-Mente, Andrea García y Azul Anaité.
4. Presenté los resultados preliminares del mapa documental en Miami con la conferencia en inglés The Road towards Gendered Peace in Latin America
5. Expandí mis redes de emprendedurismo femenino gracias a las entrevistas para el podcast de We are Millennial Women, sus eventos y meetups de soul entrepreneurs que organicé en mayo y junio en Miami para trabajar “El poder de las palabras” y “Marketing Experiencial 101”
6. Me gradué como maestra de meditación certificada por Mujer Holística.
7. Formalicé mi consultoría en estrategia y comunicación en inglés y español con clientas internacionales en más de 5 países para potenciar su impacto de sanación de tejido social en el continente
8. Produje 6 módulos para el curso gratuito Hacia una política exterior feminista con la inscripción de más de 300 internacionalistas, el primer curso online que ofrezco. ¡Ya disponible en mi canal de Youtube!
9. Creé un primer calendario de Facebook Lives Martes en Positivo para dar a conocer noticias y análisis de paz de género y cultivar una comunidad de más de 600 internacionalistas interesados en Feminismo y Relaciones Internacionales. ❤️
10. Conocí a la increíble Alessandra Rampolla, sexóloga puertorriqueña de calibre internacional que lleva mas de dos décadas rompiendo tabúes y estereotipos sobre sexualidad, sexo y relaciones en Latinoamérica y el mundo.
11. Me mudé oficialmente a México, una tierra idónea para mi fuego. Es el balance que necesito para continuar expandiendo mi base de clientas internacionales, investigaciones y conferencias. Tierra de mucho trabajo empresarial y oasis espiritual al mismo tiempo.

En conclusión, estoy agradecida porque este año tuvo sus altas y bajas, fue muy duro en ocasiones crecer un negocio y una nueva vida al mismo tiempo.

Sin embargo, todos los retos y oportunidades me ayudaron a:

⚡️Aceptar la misión de mi número maestro
⚡️Detener el juicio propio por mis ideas, emprendedurismo y balancear mi femenino con mi masculino
⚡️Difundir mi trabajo investigativo sobre violencia y paz de género regional con más confianza
⚡️Formalizar mi negocio de consultoría
⚡️Crecer en comunidad
⚡️Cultivar mis relaciones afectivas y mis relaciones con clientas
⚡️”Dejarme ver” en las redes sociales y en eventos
⚡️Encontrar Tierra.

El 2018 fue un año de sembrar semillas y organizar terreno.

2019 será de cultivo y expansión internacional.

Y tú, ¿qué lecciones te llevas de este año?

Standard
Featured, The Journey

2018 was a year of preparation

The sum of all gains is this:

  1. Met inspiring female social leaders in Panama and Costa Rica and organized the first art therapy workshop of my third documentary #SermujerLatinoamerica in San Jose.⁣
    ⁣
    2. Took courses on sacred feminine, empowerment and sexuality with incredible masters in Colombia and Mexico Susana Perez Garcia, Andrea Garcia and Azul Anaite, among others.⁣
    ⁣
    3. For over 8 months I moved to Miami to make my consultancy business official and expanded my client base to female entrepreneurs in more than 5 countries in English and Spanish.⁣
    ⁣
    4. Offered my first conference in Miami on #SermujerLatinoamerica preliminary results of this 2-year investigation on gender based violence and gendered peace in Latin America ⁣
    ⁣
    6. Met many wonderful women and friends thanks to @wearemillennialwomen and @createcultivate â£
    ⁣
    7. And to finish off this year of evolution, I moved officially to Mexico this December. Here I will continue to expand on my international client base, research and speaking engagements.⁣
    ⁣
    I’m grateful for how 2018 taught me to:⁣
    ⁣
    💖Own my master number’s mission⁣
    💖Stop judging myself for my ideas⁣
    💖Make my consultancy business official⁣
    💖Grow in community⁣
    💖Nurture my life and client relationships⁣
    💖Be “ok” with being seen⁣
    💖Find Earth⁣
    ⁣
    What was your biggest lesson in 2018?
Standard
The Journey

¿Cuándo me convertí en una entrepreneur?

A los 17 años, cuando fundé y presidí el primer Club de Periodismo y periódico estudiantil de mi colegio.

Mi pasión por el periodismo internacional me llevó a ser interna de varios medios universitarios y digitales cuyos editores hombres me decían que “una mujer no podía reportar asuntos internacionales” y que “al puertorriqueño no le interesan las noticias internacionales”.

Recuerdo el día que me cansé del mismo disco rayado que decidí, a mis 20 años, fundar mi primera organización sin fines de lucro Revista Latitudes. Una publicación totalmente estudiantil y digital que ofreció práctica en periodismo internacional a más de 10 estudiantes de periodismo y fotoperiodismo en tres años.

Ser editora de esta publicación digital me permitió ser seleccionada como corresponsal del Congreso Mundial de la Juventud en 2010. Mi compromiso con el periodismo y la comunicación intercultural me llevó a ser seleccionada en dos ocasiones como editora general del periódico del Congreso.

Esa experiencia me sirvió para entregar mi tesina del Programa de Honor en licenciatura: “El insularismo mediático de Puerto Rico”, donde trabajé los efectos del colonialismo y la negación de visión internacional de los medios de comunicación en la Isla.

En 2011, una invitación de un colega periodista a trabajar un documental sobre el aniversario del terremoto en Haití me llevó a producir y co-dirigir lo que sería mi primer documental, Haití espera.

Al entregar mi tesis de maestría en la Universidad de York, asistí en la organización del primer festival de York Human Rights City Project, una labor voluntaria que me motivó a afinar mis destrezas en gerencia de proyectos.

En 2013, fundé la casa productora internacional Grupo Latitudes y dirigí mi segundo documental Ecos del Exilio -con un excelente equipo de 20 profesionales u estudiantes – en un ambiente hostil y poco receptivo en Puerto Rico. Propuse dar clases en universidades sólo para que me dijeran que era “muy joven” y que los estudiantes “se burlarían de ver una mujer” enseñándoles política internacional.

Esa negatividad me llevó a coordinar con Grupo Latitudes la primera Cumbre de Análisis Internacional en Puerto Rico. El tema: Primavera Árabe; los enfoques: la representación mediática y la realidad geopolítica que se vivía en Medio Oriente.

A pesar de ser una gran promesa y de gracias a este emprendimiento ser elegida como Global Shaper de San Juan, en 2014 cerré mi segunda organización por amenazas de empresas monopolio a mi empleo y al bienestar de mi equipo.

Me enfoqué en trabajar llegando a tener hasta tres empleos en una ocasión, incluyendo la Agencia de Noticias EFE.

Durante ese año comencé a ofrecer asistencia y consultoría en planificación estratégica, manejo de tiempo y gerencia de proyectos a organizaciones sin fines de lucro.

En 2016 me lancé como periodista freelance con sólo $4.000 dólares en mi cuenta de ahorros y con una promesa de trabajo en México que nunca prosperó.

La cobertura del proceso de paz en Colombia, feminicidios en México y Guatemala y el no tener un medio de apoyo, afectaron gravemente mi salud física, mental y emocional y caí en deuda y un período de gran depresión.

En 2017, fui contratada para crear el plan de comunicaciones internas y nueva cultura organizacional de Seaborne Airlines, un empleo que me abrió nuevamente paso al mundo empresarial.

En junio de 2017, decidí producir mi tercer documental Ser mujer en Latinoamérica, un proyecto transmedia que ha recopilado más de 600 testimonios de violencia y paz de género en más de 20 países de la región.

Hoy… ¿qué hago?

Soy entrepreneur.

Entrepreneur en tres áreas:

A. Proveo consultoría en estrategia, mentalidad y comunicación para potenciar el impacto de mujeres emprendedoras, visionarias y autoras en el campo de la sanación holística e internacional. Proveo talleres y sesiones en planificación estratégica, comunicación y estrategia de contenidos.

B. Investigo la historia de las mujeres, las raíces de violencia de género y paz de género en el proyecto transmedia de Ser mujer en Latinoamérica,con extensiones y entrevistas en el blog, canal de Youtube, las transmisiones de MartesenPositivo y el curso gratuito POLEXFEM.

C. Aporto al cambio en la industria del periodismo internacional para detener la reproducción insensible de la violencia sistémica. ¿Cómo? De dos maneras: a través de talleres y publicaciones. Proveo talleres de periodismo de conflicto y paz; análisis internacional; periodismo internacional y lectura crítica de medios. Edito la revista de bienestar, artivismo y emprendimientos de impacto social LuminareTv.com y proveo talleres de arteterapia por la paz; he publicado artículos académicos y periodísticos sobre cobertura mediática en conflictos en Colombia, el Caribe y los Balcanes.

Y aunque el camino haya sido largo, tortuoso en ocasiones y con obstáculos, todavía me queda mucho por recorrer.

¿Por qué? Porque tengo una visión de un mundo mejor.

  1. Porque en mis años de periodista, documentalista y mujer, aprendí que la paz interna es necesaria para la paz internacional y no se puede trabajar una sin trabajar la otra.
  2. Porque los medios de comunicación tienen la llave de la representación de las sociedades en las que vivimos y si sólo conocemos y reproducimos violencia es, en gran parte, por el tipo de contenido que consumimos y el tipo de educación (coartada en algunos países) que recibimos.
  3. Porque es importante que reconozcamos la historia de las mujeres, cómo nos fue negada y ocultada nuestra capacidad de agencia y porque se nos ha negado el DERECHO a vivir en sociedades más pacíficas, justas y equitativas.

Por estas razones trabajo, por estas razones emprendo.

Standard