Blog

2018 en positivo: Top 5 noticias mundiales de equidad y paz de género

2018 fue el año de visibilizar la violencia sexual contra las mujeres a nivel mundial.

Hoy en mi página de Facebook transmití en vivo un recuento anual de las top 5 noticias mundiales de equidad y paz de género que más marcaron la diferencia este 2018.⁣

Como productora del mapa documental #SermujerLatinoamerica, veo que hemos avanzado en la visibilización y denuncia de la violencia sistémica que perpetúa y avala la objetivización de los cuerpos aún en países desarrollados como EE.UU. España.⁣

Campañascomo #MeToo#TimesUp#HearMeToo#Spotlight y #NiñasnoEsposas ayudaron a las #mujeres a entender que sus voces y sus experiencias valen. También, han sido movimientos que han demostrado fisuras en el #feminismo contemporáneo que ya batallaba con la inclusión de la interseccionalidad.⁣

2018: Año de concientización para hombres y mujeres que la violencia sexual no es un problema que se ve en conflictos armados o en barrios pobres. ⁣

Nos afecta a todas las mujeres, en diferente grado y medida, en países con “paz” negativa.⁣

Te invito a ver el vídeo donde te explico los casos IrlandaKosovo, EEUU, India y más ya disponible en mi página aquí: https://bit.ly/2oWOsRc


Standard
Uncategorized

Ser mujer en Latinoamérica no se cuenta, se vive

La emoción que me embarga es muy grande mientras preparo la primera conferencia en inglés sobre la ruta por la paz de género en Latinoamérica.

En el transcurso de dos años, conocí y entrevisté a decenas de mujeres valientes que apostaban todo en las marchas de #Niunamenos, en escondites para que no las descubrieran, en bares lésbicos para estar más seguras, en cafés de hoteles cinco estrellas para no ser censuradas.

Vi y experimenté mucho poniendo en ocasiones mi vida en riesgo. Tengo una lista de anécdotas de situaciones que pudieron haber ido muy mal y gracias a una fuerza superior eso no ocurrió. Pude fácilmente ser parte de la estadística mortal por ser mujer, por ser periodista, por estar en sitios y hablar con personas con las que no debía mezclarme.

Y sin embargo, estoy aquí. No en pie de lucha, no superviviente, no para relatar historias. Cada mujer por sí sola tiene una voz y un poder de acción. Cada mujer tiene una historia para contar y un país que le pesa, un contexto social que le duele, un remanso que la protege.

Cada mujer es.

Cada ser es.

La fórmula hacia la paz no está afuera. Se encuentra, practica y fortalece desde dentro.

Cuando presente los primeros resultados del mapa documental el 31 de mayo lo haré consciente de mis privilegios y de los sacrificios que pocos ven. Las personas que amé y las oportunidades laborales y financieras que perdí; la conexión y sanación mental y emocional que gané.

Este trayecto no termina. Aprender a ser mujer (hombre y más) es la mejor obra que construiremos en nuestra vida.

El contexto es la pintura y Latinoamérica es el lienzo que te llama y palpita.

Hoy puedo decir que Latinoamérica no se cuenta… se vive…se siente…se queda grabada en tu piel.

 

29244288_10155888803594845_6636860916371554304_o.jpg

Standard
Uncategorized

Colombia Decide: Mujeres, aspirar a la presidencia no es posible

Para las mujeres, aspirar a la silla presidencial no es posible en Colombia.

Ese es el mensaje enviado y avalado repetidamente por el sistema estructural misógino que reproducen los partidos políticos y los medios de comunicación.

Como especialista en Relaciones Internacionales y periodista, aquí te explico varios de los resultados de ocho meses de mi investigación  “Misogyny stalls progress for women in Colombia post-peace accord” publicada por el Women’s Media Center de EE.UU.

Si la mujer es vista o asociada a la construcción de paz, ¿cuándo tenemos la oportunidad, como sujetas políticas, de también declarar la guerra?

Ni en Colombia ni en otras partes del mundo las campañas de conscientización de empoderamiento femenino deberían estar basadas en privilegiar un extremo sobre el otro porque nos despojan nuestro poder decisional como sujetas políticas.

Adoptar la visión de que la mujer es sinónimo de energía femenina es ignorar que todos los seres humanos contamos con ambas energías: la femenina y la masculina. Y así como se aplauden las iniciativas de mujeres que persiguen ideales pacíficos bajo la energía femenina posicionar a todas bajo ese único “rol” es ignorar las millones de mujeres que haciendo uso de su energía masculina defienden nuestros derechos (¡y nuestras vidas!) ante el Estado y en espacios públicos.

La clave y la difícil tarea está en lograr un balance interno de energías que pueda ser proyectado a nuestro alrededor.

Las mujeres somos sujetas políticas, no cuerpos, no asociaciones a un concepto (paz) porque es “más lindo” que el otro (la guerra).

Les repito: Realpolitik ve la paz como un cese al fuego, no como un proyecto de construcción social. La paz es asociada a lo femenino y si las mujeres nos encasillamos sólo en ese rol nuestras voces y acciones poco cambiarán el status quo.

Standard