Interview for the Millennial Women Talk Podcast

Deeply honored and grateful to be part of the Millennial Women Talk podcast with such amazing ladies, already available on iTunes and Spotify.

Thank you to Melissa and Stephanie Carcache for inviting me to this rich conversation on female entrepreneurship and migration for career expansion and personal development.

Let this be a blessed beginning for more soul talks and sorority!

Our stories, voices and experiences, similar or diverse, matter.

Own your story

Almost a year ago, I experienced a shift in my journalistic career. I could either continue covering conflict and gender stories in LatinAmerica, Caribbean & Middle East or change paths.

After ten years watching my emotional, mental and physical health deteriorate, one year ago I chose the latter. I was scared to do so, reluctant to own the story that brought me to this point but alchemic healers and life teachers I met along the way helped me empower myself.

I found that I could not be an advocate of other people and clients stories if I did not reconcile with my voice. I learned the power of conscious communication, aiding soul entrepreneurs make a meaningful and bigger social impact around the globe.

A common problem in traditional media is that positive news barely gets exposition but social media and experiential events have turned down the walls for human connection.

As media and experiential consultant everyday I confirmed the power of good storytelling and a strong brand universe.

My invitation to you is to own your brand story, share and cherish your personal story (in the most authentic way you can) for it brought you this far and hopefully, beyond.

5 key questions for brand storytelling

Storytelling works because we, as human beings, connect through stories.

There is no denying as it is a tale as ancient as time.

The question here is not what to say but rather how to say it.

No wonder stories in Instagram and Facebook have become more popular nowadays and engagement in social media posts is directly linked to the ability to answer one or more of these five questions:

  1. What is our why?
  2. What inspires us?
  3. What challenges we face? (And how are we addressing them?)
  4. What is our history? How did we overcame obstacles or achieve success?
  5. And lastly,  how we work?

This is one of my favorite ones because it creates awareness of the behind the scenes but you have control on how much you want to share.

Focus on building trust giving your audiences a clear view of who you are and how you choose to communicate: tone, words, emotions and structure matter.

For stories to be easy to remember and powerful enough to leave an impression, honesty is key and video is king.

Show your brand’s soul, do not try to replicate what others are doing or the way they told a story.

Emotion without context is not effective so do remember your story should have a beginning (context, characters), a middle (conflicts and how they were handled), and end (results) with a call to action.

I recommend you practice daily, social media channels are good for that but if you are wary of engaging without a strategy, try launching the technique with an awareness or experiential campaign so you can feel confident on what you put out and the type of feedback you receive.

Soul Entrepreneurs Meetup: The Power of Words

In the 1st Social Entrepreneurs Meetup in Miami, we talked about the power of words and how we communicate our humanity in business and life.

More than 10 entrepreneurs from different ages left their phones at the door to discuss  the importance of storytelling, our struggles with language barriers, intercultural communication and owning our voice’s power.

This is the first time I organized a gathering like this and it was quite refreshing to do something different to “network”. We basically connected as human beings.

By sharing how we can speak from the heart, we explored how our message can be easily spread to others.

Less talk sometimes is more, silence is needed at some point, and knowing when to speak and when to listen can make a difference

When do we stop being marketers of an enterprise and start talking to people as people?

Thank you all for joining this first soulful meetup!

 

Unas palabras antes de la primera presentación

Collage Ser mujer1

Qué movido ha sido el mes de mayo y qué mucho aprendizaje también. Esta semana me he enfocado en la primera presentación del proyecto en Miami y escribiendo los testimonios de algunas de ustedes para unas dinámicas que haré con el público.

Te reconozco que es un sentimiento extraño el que me invade porque sé que la violencia de género en el continente puede generar más curiosidad por el exotismo (ligado a otras vertientes de medios, morbos e imperialismo) que por la problemática en sí misma. Una parte de mí sigue arraigada a la vibra de Latinoamérica y otra me dice que es tiempo de cerrar ese capítulo para dar a conocer esta investigación. Hubiera querido presentarlo primero ante ustedes y no a audiencias extranjeras “del norte”, que quizás sí le importe o quizás no, el entramado que hemos (y me incluyo) vivido.

Tal vez la vida después de la conferencia, vuelva a ser la misma. Tal vez las voces y las cifras se queden grabadas en una imagen o un papel por aquello de “quién es uno/a para cambiar algo en otro país”. Creo que siempre se corre el riesgo de que una producción fílmica, fotográfica o investigativa se quede ahí y no pase a más.

En mi caso y como seguramente habrás notado, seguiré documentando y ofreciendo espacios de diálogo por la paz de género porque Ser mujer en Latinoamérica dejó de ser un mapa para mí. Se convirtió en una obra vivencial.Un trayecto de descubrimiento personal para abrazar mi femenino y masculino, para entender la importancia de la sororidad, el qué era el “ser”, qué era ser “mujer” y qué era ser mujer en “Latinoamérica”. Más importante aún fue emprender el proceso de sanar mi relación con mi madre, mi linaje familiar y mi relación con los hombres, conciliar mi pasado con mi padre y mis parejas. Aún sigo sanando heridas y creencias…Todavía me resulta complicado cómo exteriorizar esta sanación a mi alrededor, cómo ayudar a otras mujeres…en búsqueda de la fórmula estoy.

Desde mis múltiples facetas continuaré el trabajo. Como periodista y académica buscaré proponer soluciones a nivel estructural, en el macro de las Relaciones Internacionales que es mi campo de especialización. Como artista y productora experiencial continuaré el diseño de una video instalación con el fin de en 2019 o 2020 lanzar una gira por cada país.

En fin, quiero que sepas que que con cada encuentro presencial, webinar, entrevista telefónica o virtual que sigo organizando por país más comprendo la complejidad del sistema patriarcal al que estamos sujetas y las causas de la desigualdad. Y hay mucho camino por delante pero cada vez más sensación de que no estamos solas, de que no es una lucha de mujeres contra hombres y que las represiones sociales están en desgaste. Que nuevos modelos van tomando lugar.

Si no te lo han dicho ya, te lo digo yo hoy: eres valiente. Eres valiente en contar tu historia y emprender acciones pequeñas o grandes para educar y sanarte a ti y a las mujeres y personas a tu alrededor. Eres valiente por no dejar que este sistema, tu gobierno, trabajo, familia, pareja, ley determine a ciegas tu futuro. Eres valiente por despertar y mantenerte despierta.

Te animo a continuar siendo un faro de luz para las mujeres de tu linaje y las que encuentres en tu camino. Te animo a deconstruir y construirte las veces que hagan falta para que vivas tu mejor vida y para que futuras generaciones, tuyas o ajenas, crezcan en igualdad.

Te animo a honrar tu Ser desde la paz y no desde el miedo ni la ira.  

Hoy entrevisté a la periodista y activista Lula González, oriunda de Salta, una provincia al norte de Argentina compuesta por múltiples comunidades indígenas y otras minorías. Hablamos de interseccionalidad en el movimiento feminista y cómo un solo discurso fue capaz de trastocar la vida de cientos de miles de mujeres y empoderarlas. Agenciarlas a mover la causa en los ámbitos donde tenían acceso y no esperar que viniese otra ola de moda para decirles qué tenían que hacer.

En la lucha diaria subestimamos que el esfuerzo que hacemos tú, yo y nosotras como colectivo no es suficiente sin embargo, perdemos de vista ese alcance de águila que nos recuerda: el progreso es lento pero no por ser lento es menos progreso. 

El feminismo de ahora como movimiento en Latinoamérica crece orgánicamente y sería una lástima que desestimemos el camino recorrido porque el “Otro” aún no nos reconoce o entiende.

Quizás me has preguntado directamente o mandado una pregunta sobre si el mapa documental ya está y quiero contarte que la primera parte sí. El violentómetro está listo y como motivo del primer aniversario del mapa este próximo mes de junio, lanzaré la página oficial que incluirá un mapeo de los grados de violencia por país y el Archivo Digital Gratuito que muchas de ustedes han ayudado a construir. 

Largo este mensaje ya sé pero si en algo quiero cerrar es agradeciéndote por haber participado de este proyecto. Gracias por aceptar la invitación, gracias por abrirme las puertas de tu casa, contarme a mí y al mundo web tu historia,gracias por sanarte porque al sanarte a ti nos sanas a nosotras.

Vamos por la mitad del camino, seguiremos los webinars y los encuentros por los países que hacen falta. ¡Esto no queda aquí! En unos días te contaré qué tal va la presentación en Miami y el calendario para junio 2018.

Antes de irme, si te perdiste el webinar Ser mujer en Argentina aquí te paso los enlaces a los vídeos editados (más cortos) y entrevistas completas:

Entrevista a Lula González
Webinar: Ser mujer en Argentina con Nicole Borboroglu
Debate Aborto Legal Ya
Claves de la fórmula de éxito de Ni una menos en Argentina
Testimonio: Ser mujer en Salta vs. en Buenos Aires

Recomendaciones a activistas en Latinoamérica
Apuntes de producción: Ser mujer en Argentina

Con el pecho apretado agradecida por todos sus mensajes, correos y comentarios, me despido con un hasta luego.

Mucha luz y ánimos tejedoras de vida,

Natalia