Webinar Gratuito: 11 creencias limitantes que frenan tu potencial

Este es un audio regalo para ti.
He preparado un webinar para identificar 11 creencias limitantes que más afectan el potencial de las mujeres y emprendedoras. 
Mi propio proceso de sanación y mi experiencia como consultora con increíbles y talentosas mujeres de diversas disciplinas me han inspirado a trabajar esta presentación que con gusto te la comparto porque sé puede ayudar a tu crecimiento personal y profesional.
Eres merecedora de una vida llena de abundancia y libre de miedos.

Vídeo. Falta de tiempo y disciplina, distracciones de tus emprendimientos

Enfocarnos en la falta de tiempo, orden, libertad, disciplina para tomar control sobre tu vida, sólo denota una mentalidad de carencia.

En esta transmisión te invito a repensar tu poder decisional y cómo atender desbloqueos en tu chakra plexo solar y chakra corazón, reforzando tu autoestima y tu plan de acción.

De silencios, abusos y sombras de las naciones

En la agenda mediática internacional está la crisis de Venezuela.

La presión a la Administración de Donald Trump, el racismo y la xenofobia que “despierta” en Estados Unidos. Que siempre estuvo, que no se atendió correctamente.

Hay paralelos, sin duda, entre estas dos naciones y espejos en el resto del continente.

Somos mucho/as lo/as que hemos ignorado estas realidades porque “afecta”. “Cansa” escuchar lo mismo una y otra vez. “Molesta” que las cosas no mejoren. Que el problema crezca, la gente sufra y los gobiernos sigan bien postrados en sus sillas. Sin tambalear.

Este fin de semana tuve un diálogo con una colega especialista en comunicación política y usualmente, compartíamos conocimiento sobre los últimos acontecimientos en la región.

Esta vez no quise preguntarle las mismas preguntas, me intrigó saber cómo se veían los conflictos sociales y sus actores desde el lente de la espiritualidad. ¿Dónde había luz y dónde oscuridad? ¿Qué líderes “se dejaban” usar por marionetas? ¿Cuáles eran pilares de criterio? ¿En qué beneficia que el pueblo se mantenga “zombie”? ¿Adormecerlo con entretenimiento, campañas de miedo, narcisismo, separación?

Escribo este post porque hoy encontré similitudes y diferencias entre esa conversación y un episodio de Goop que me habían recomendado y que escuché hoy.

Who are you in crisis” figura una entrevista a Marianne Williamson, la autora del libro Volver al amor y quien actualmente emprende una gira para “Sanar el alma de Estados Unidos” (Heal the Soul of America, en inglés).

Williamson se ha adjudicado la gran tarea de despertar masas y recordarle a los estadounidenses que ya son adultos. Que encerrarse en sí mismos y enajenarse de la realidad para evitar un posible trauma es una señal de inmadurez.

“La era de recopilar datos se acabó. Necesitamos actuar sobre ellos”, sentenció la líder espiritual y posible aspirante a las elecciones presidenciales en EE.UU. para 2020.

De su intervención, destaco que los seres humanos nos hemos retirado del compromiso cívico, rol de ciudadanos, por el miedo. (Si te interesa este tema, lee el post Las políticas del miedo)

Según la autora, miedo a represalias, a un trauma, a que nos ofendan, nos hieran, nos maten. Que mientras unos operan en parálisis, otros se dejan llevar por la rabia, el odio.

Ambas emociones, miedo y rabia, son auto – indulgentes.

Sólo te benefician a ti (y te atan, realmente).

Que es necesario que atendamos las heridas morales de nuestros países con acciones grandes y no pequeñas. “Sólo afianzándonos en la luz podremos absorber la oscuridad. Nuestra luz está en el principio más fundamental de que todos los seres humanos fuimos creados iguales”, dijo en el podcast.

Explica que para que un cambio trascendental ocurra, hay que preferir el trauma sobre el miedo.

Sólo así se han conseguido derechos fundamentales de quienes fueran esclavos, la comunidad afro-estadounidense, el reconocimiento de los derechos de las mujeres, las sufragistas y más.

Para Williamson, cuando se actúa desde el principio de la no-violencia el fin está en los medios y es que toda acción tomada para resolver un problema esté impregnada, a consciencia, de la energía de su solución.

El panorama que pinta la autora para Estados Unidos, si las personas se siguen encerrando en sí mismas, es uno sombrío y es por tal razón que, “la esperanza es un imperativo moral”.

Escucharla no es fácil para personas que no estén acostumbradas al pensamiento “New Age” y tampoco lo fue para mí que, a pesar que conozco de ese mundo, también guardo un pie en el terreno político internacional.

Todo conflicto internacional, nacional, social, emocional, personal tiene de raíz una separación del amor. La fuente. Esta es la premisa de este pensamiento.

El trauma que nos impregnan los movimientos sociales, las respuestas de los Gobiernos, son nuestra culpa. Lo permitimos. Lo ignoramos. Lo luchamos con condiciones. Nos separamos.

Dejamos que nos separen. Con las noticias que consumimos, el lenguaje que usamos, las ofensas y los actos que permitimos, la inacción de la que somos parte.

Si has llegado hasta aquí, quiero que sepas que estoy consciente del carácter incendiario (iluso y hasta falto de conexión) que pueden tener estos planteamientos.

Aún no sé a ciencia cierta cómo encajan en la realidad y psiquis colectiva cuando hay tantas aristas (que aunque separan, también unen, dan propósito, identidad) de por medio: cultura ancestral, cultura contemporánea, religión, sistemas políticos, económicos, estructuras, ideologías…

Sólo estoy segura que los silencios no ayudan. Que como me decía mi colega, la paz también implica denunciar las injusticias y que la catarsis de los pueblos son duras y no por serlo, son menos necesarias.

En Estados Unidos, Williamson ha venido abriéndose caminos porque considera que no sólo se puede hablar de las sombras de la nación, todo lo malo que ha hecho y sigue haciendo contra su pueblo y otras naciones, sino que es necesario que nos identifiquemos con quienes solucionaron problemas en el pasado.

Sí hay sombras y mucho daño que hacen cuando permitimos desequilibrio. Sin embargo, también hay mucha luz.

Esta mañana fueron muchas las noticias que leí sobre Venezuela, el drama humanitario de los que emigran, el descontrol que se vive en el país y la falta de esperanza de que algo cambie.

Y quizás, la solución esté en la percepción.

En el lenguaje.

En las acciones.

Me decía mi colega, hablando en términos espirituales, que a Venezuela en parte le iba mal porque había tanta gente rezando porque se fuera Maduro del poder, porque se cayera ese Gobierno. La mayoría de los rezos no son para que Venezuela tenga paz sino para que venga la paz si se sale Gobierno de Maduro, sea de la forma que sea.

Claramente, hay múltiples otros factores a considerar. No son solo las oraciones.

No obstante, no pude evitar cuestionarme si habían casos similares en otros países y a través de la historia.

A veces olvidamos que las oraciones tienen poder y que también son energía.

Que todo lo es.

Pensamientos, creencias, palabras, música, marchas, peleas, besos, puños, gritos, firmas, bombas, disparos…silencios.

Hoy relato estas interacciones a sabiendas que la separación individual – colectiva no está clara y su unión aún menos.

Pero he querido escribir para contarte y decirte, si me lees y estás sufriendo por lo que ocurre en tu país o en tu vida, que no estás solo. No estás sola. Estás acompañado. Estás acompañada.

Tu vida, tu voz y tus experiencias son valiosas.

Y… si el dolor empaña tu mirada, carga tu cuerpo, te paraliza y no te deja seguir, te invito a soltarlo. Te invito a liberarte del miedo. Cortar con lo que ya no te sirve.

Te invito a actuar.

Decidir.

La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacerlo. Martin Luther King

Namasté ayer, hoy y siempre,

-Natalia

Módulo 2+. Estados masculinos, feminización de males

Una breve revisión de los trabajos de académicas sobre el feminismo en las relaciones internacionales.

Jean Bethke Elshtain, autora de Women and War (1987)

  • La percepción, planificación y desenvolvimiento de conflictos tiene una mirada masculina occidental.
  • Mientras los hombres occidentales prueban su virilidad, el rol de las mujeres occidentales ha sido consumir esas historias. ´
  • Las mujeres no son parte del estudio de las relaciones internacionales porque no son soldadas ni líderes. Son espectadoras del heroicismo, condicionadas a esa labor y motivo por el cual los hombres van a la guerra.
  • Es interesante esta dinámica que presenta Bethke porque es como si la mujer fuera la causante que imprime en el hombre un deseo de protegerla o de probar que es hombre.
  • Artículo relacionado y recomendado: Susan Brownmiller,  Against Our Will (1976). Según Brownmiller, históricamente las mujeres siempre fueron (y aún hoy, siguen siendo) vistas como objetos de propiedad.

Cynthia Enloe, Bananas, Beaches and Bases (1990)

  • La pregunta más icónica que lanzó fue ¿Dónde están las mujeres?
  • Enfatiza en cómo lo internacional es personal y lo personal es internacional. Hace una distinción entre este planteamiento y la común frase “lo personal es político y lo político es personal”, lo cual para Enloe supone un problema.
  • Las ideas sobre la feminidad son pilares para sostener el sistema político y económico internacional.
  • No es una cuestión de que la mujer, como persona, tome poder y que esto se vea reflejado en la toma de decisiones de un Estado. Sino, según ella, ya el sistema, el Estado, está creado para despojar a las mujeres de poder.
  • Las relaciones entre gobiernos dependen no sólo en el capital o las armas sino en el control de las mujeres como símbolos, consumidoras, trabajadoras y edredones emocionales.
  • En su libro, expone un análisis de las figuras de Pocahontas y Carmen Miranda, reconocida por el slogan de Chiquita Banana, y cómo estas mujeres no eran vistas como actoras internacionales. Miranda simboliza las campañas de ligar a las mujeres al comercio internacional de productos básicos y Pocahontas una versión de las mujeres esposas de soldados que se quedan esperando por ellos en bases militares.
  • En las guerras, ser nacionalista requiere que un hombre luche en resistencia de que un extranjero use y abuse de sus mujeres. El nacionalismo es un ideal basado en la memoria del masculino, su victoria y su humillación en la competencia por el poder.

J. Ann Tickner, Gender & International Relations (1992)

  • El campo de estudio de las relaciones internacionales está compuesto por hombres que refuerzan una jerarquía de género e ignora la realidad de las mujeres, que no son vistas como actoras importantes (rechazándolas como académicas también) para entender las relaciones políticas y económicas entre Estados.
  • Tickner retó el estatus quo del Realismo como teoría dominante en política internacional afirmando que la “política internacional es un mundo de hombres”
  • Al no considerar a las mujeres ni al género en el análisis internacional, el campo de estudio se queda corto. Visibilizar y eliminar las jerarquías de género son necesarias para alcanzar una seguridad y paz global.
  • La falta de representación de las mujeres en instituciones nacionales e internacionales promueve su subyugación y hegemoniza las construcciones de poder y activismo político de los hombres y su percepción de la masculinidad.
  • Artículo relacionado y recomendado:  Hans Morgenthau’s Principles of Political Realism: A Feminist Reformulation

Otras obras importantes recientes: Marysia Zalewski, The Man Question in International Relations (1998), Charlotte Hooper, Manly States (2001)

Feminizar la paz, apuntes de Dorie Wilsnack y Dominique Saillard

  • “Si las mujeres constituyen un blanco privilegiado en las guerras y son las primeras víctimas de los conflictos, tampoco se encuentran a salvo cuando callan las armas. Para muchas de ellas empieza otra guerra: la que llevan a cabo sus hombres que, destrozados y alienados por el trauma de la guerra, reproducen en su propia casa las violencias y agresiones sexuales que han cometido o han visto cometer en contra de las mujeres enemigas.”

María Elena Díez Jorge y María Dolores Mirón Pérez, Una paz femenina

  • Según las autoras, “Tradicionalmente, la Paz se ha asociado y exigido a las mujeres. Es frecuente la simbolización de la Paz por medio de la imagen de una mujer, al menos hasta el siglo XIX, momento en que se visualiza la construcción de un nuevo para- digma donde la Paz es asociada con un estado de bienestar y convivencia. El porqué de la asociación de las mujeres con la Paz lo encontramos en la idea de la abundancia y fertilidad que se va a mantener como una constante a lo largo de la historia, tanto para la Paz como para las mujeres. La Paz es fértil, genera abundancia, del mismo modo que el papel que se ha destacado de las mujeres se ha centrado en su fertilidad y en ser generadora de vida.”

Carmen Magallón, Las mujeres en los procesos de paz en el mundo, pensamientos y prácticas y Las mujeres y la construcción de la paz

  • Para la académica, “esta unión simbólica entre mujeres y paz fue acompañada de la exclusión de ambas del ámbito de la política. La tradición que excluye a las mujeres es la misma tradición política que excluye a la paz: Maquiavelo, Clausewitz y la inevitabilidad de la guerra, Bismark y la realpolitik. Todavía hoy la política internacional considerada realista, práctica y patriota, se asienta sobre el derecho a la guerra y esta cercanía simbólica entre paz y mujeres constituye una fuente de resistencias a la universalización del valor de la paz cuya asociación con lo femenino equivale en la práctica a una devaluación.”

Erika Alejandra Cortés Ibáñez, Feminización y subalternización del otro enemigo. (2012)

  • Según la autora, “la hipermasculinidad del guerrero se expresa y construye “por medio del desprecio hacia lo femenino, y parte de ese desprecio es feminizar a los hombres como una forma de violencia simbólica” (eidon 2004, 122). “
  • Añade en su análisis que, “Las mujeres, epítome de la feminidad, son comprendidas como objetos sexuales, máquinas reproductivas, y su actuar debe estar determinado por las necesidades de los hombres que las rodean: sean los de su comunidad o los que pertenecen al grupo armado que tiene el control. Así, cuando se viola sexualmente a las mujeres de una comunidad, “al parecer, el comunicado es: violo a tu mujer, tu propiedad, tu honor, tu fa- milia, por consiguiente, te daño a ti” (Corporación Sisma Mujer 2009, 71).”

El próximo 29 de agosto a las 6 p.m. hora CDMX, 7 p.m. hora Nueva York nos adentraremos en el Módulo 3. Qué es una política exterior y el caso de Suecia vía Facebook Live. 

¿Fue estratégica la concepción de una política exterior feminista? A tres años del anuncio, ¿qué logros ha obtenido?

Te invito a participar de este espacio multimedia y a compartir este curso y los módulos a otros colegas internacionalistas interesados en feminismo y relaciones internacionales. Si conoces alguno o alguna que tenga interés en conocer este tema, en este enlace se puede suscribir al boletín o continuar la conversación en Facebook o Twitter.

Por tu tiempo, interés y apoyo, nuevamente gracias.

Módulo 2. Historial de reconocimiento de derechos

Gracias por sintonizar el segundo módulo de este curso gratuito Hacia una política exterior feminista. Fue muy grato poder compartir con varias y varios de ustedes en vivo y conocer sus preguntas e ideas para trabajar en conjunto.

Aquí te divido en tres parte el historial de reconocimiento internacional de las mujeres, hacemos un repaso de las conferencias mundiales de la mujer, las declaraciones de la CEDAW y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Puedes revisar el módulo en Facebook Live o si no tienes cuenta en Facebook, lo encuentras en mi canal de Youtube.

Te adelanto que el próximo 22 de agosto a las 6 p.m. hora CDMX, 7 p.m. hora de Nueva York presentaré un diálogo complementario al módulo de hoy donde profundizaremos en los trabajos de las académicas Cynthia Enloe, J. Ann Tickner y Charlotte Hooper, entre otras, que estudiaron el comportamiento de los Estados masculinos, la feminización de males y conceptos (ie. pobreza, trabajo social, paz, etc) y el origen y los efectos de los conflictos armados y étnicos.

Esta charla va a ser en Facebook Live y es importante porque son los temas que más atiende la política exterior de Suecia, Canadá, las visiones de ayuda humanitaria de EE.UU. y en diálogo, España, Francia y el Reino Unido.

A continuación te expongo las lecturas que te mencioné en el módulo de hoy:

Peterson (2004) Feminist Theories Within, Invisible To, And Beyond IR
Declaración de Beijing 
Logros y obstáculos: 20 años de la Declaración de Beijing
Declaración para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres
Campos de violación sistemática en Bosnia

Slavenka DrakulicComo si yo no estuviera, They would never hurt a fly

El próximo 29 de agosto a las 6 p.m. hora CDMX, 7 p.m. hora Nueva York nos adentraremos en el Módulo 3. Qué es una política exterior y el caso de Suecia, ¿fue estratégica la concepción de una política exterior feminista? A tres años del anuncio, ¿qué logros ha obtenido?

Te invito a participar de este espacio multimedia y a compartir este curso y los módulos a otros colegas internacionalistas interesados en feminismo y relaciones internacionales. Si conoces alguno o alguna que tenga interés en conocer este tema, en este enlace se puede suscribir al boletín o continuar la conversación en Facebook o Twitter.

Por tu tiempo, interés y apoyo, nuevamente gracias.